Mercap – Marcas e Patentes Ltda

Rua [Calle] Manilha, 226,

CEP 03445-050,

São Paulo, SP, Brasil.

Fono:       (11) 2941-768

Fono/Fax: (11) 2097-4917 

Agente de la Propiedad Industrial

en Brasil y Exterior

(Acreditado por el INPI bajo el numero 1725)



Sobre Nosotros
Marcas
Patentes
Deseño Industrial
Contratos
Software
Copyright
Nomes de Dominio
Apoyo a los despachos Empresariales y Contables
Contato

Volta para home
Marcas
  
 

El registro de marca en Brasil sigue lo dispuesto en la Ley de la Propiedad Industrial (LPI) no. 9.279, del 14/05/1996. De acuerdo con la Ley el pedido de registro podrá ser requerido por cualquier parte interesada, persona física o jurídica, brasileña o extranjera. Los procedimientos de registro en Brasil son iniciados junto al Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI), órgano vinculado al Ministerio del Desarrollo, Industria y Comercio. 

El registro de una marca es concedido por un período de 10 años, contados de la fecha de su concesión, siendo prorrogable por períodos iguales y sucesivos, por solicitud de su titular. Caso el registro no sea prorrogado en los últimos 12 meses de su vigencia o en el plazo adicional de 6 meses tras la expiración del plazo de vigencia, la marca será declarada extinguida. 

Brasil sigue la Clasificación Internacional de Productos y Servicios y un pedido de registro podrá abarcar solamente una clase. Los siguientes documentos son requeridos para registro de marca en Brasil: 

a) poder con facultades suficientes a efectos de representación ante el INPI;

b) copia actualizada del contrato o estatuto social (para evidenciar las actividades), en el caso de empresa brasileña:

c) muestras de la marca a ser registrada, si la misma fuere constituida por símbolos, colores o letras estilizadas;

d) lista de los productos o servicios a ser cubiertos por la marca. 

En el caso de que el depositante sea una empresa extranjera, además de los documentos mencionados anteriormente es necesario una declaración suministrada por el representante legal en el país de origen, comprobando que el requirente es una empresa legalmente constituida y especificando las actividades que desarrolla, que deberán estar directamente relacionadas con los productos/ servicios para los cuales pretende obtenerse el registro en Brasil. Esa declaración no requiere legalización. 

En el caso de que el pedido a nombre de la empresa extranjera sea depositado con reivindicación de prioridad será necesaria una copia certificada del pedido de registro o del certificado de registro de la marca en el país de origen. 

Marcas extranjeras son registradas en los términos de la Convención de París, que establece un período de prioridad exclusiva de seis meses, a contar de la fecha del pedido en el país de origen, para que su titular requiera el registro en otros países signatarios de la referida Convención, tal como Brasil. 

La principal finalidad del registro de marca dentro del plazo de prioridad establecido por la Convención, es que la fecha de depósito en el país de origen también prevalecerá en Brasil. En el caso de que la marca sea requerida en Brasil por persona extranjera sin reivindicar la prioridad establecida por la Convención de París, la marca será considerada como brasileña y la fecha de depósito en nuestro país es que prevalecerá para efectos del registro pretendido. 

Un pedido de registro de marca en el INPI sigue los siguientes pasos: (i) presentado el pedido, será él sometido a examen formal preliminar y, si debidamente instruido, será protocolizado, considerada la fecha de depósito la de su presentación; (ii) protocolizado, el pedido será publicado para presentación de oposición en el plazo de sesenta (60) días; (iii) transcurrido el plazo de oposición o, si interpuesta esta, terminado el plazo de manifestación, será hecho el examen, durante el cual podrán ser formuladas exigencias, que deberán ser respondidas en el plazo de sesenta (60) días; (iv) concluido el examen, será proferida decisión, aprobando o no el pedido de registro; y (v) el certificado de registro será concedido después de aprobado el pedido y comprobado el pago de las retribuciones correspondientes. Actualmente un pedido de registro está tardando en promedio 50 meses para ser concedido por el INPI. 

Una vez concedido el registro, el uso de la marca es obligatorio para su mantenimiento, es decir, caso el titular no utilice la marca sin interrupción el registro podrá ser declarado caducado, perdiendo sus efectos. Esto porque tras transcurridos 5 años de la fecha de concesión del registro de la marca, cualquier interesado con legitimo interés podrá requerir la declaración de caducidad del registro y delante de tal hecho el titular de la marca, deberá comprobar, por medios de documentos fechados, el efectivo uso durante los 5 años anteriores al pedido de declaración de caducidad o justificar el desuso por razones legítimas. 

En el caso de comprobación del uso de la marca o en el caso del INPI aceptar el justificante para el desuso, el registro será mantenido por el período decenal vigente y podrá ser renovado por períodos idénticos y sucesivos. 

En los términos de la LPI, cualquier interesado que sentirse perjudicado podrá pleitear en juicio la declaración de nulidad del registro concedido por el INPI. Sin embargo, la LPI establece que “prescribe en 5 (cinco) años la acción para declarar la nulidad del registro, contada de la fecha de su concesión”. 

El derecho sobre a la marca también podrá ser extinguido en el caso de expiración del plazo de vigencia y en el caso de renuncia total o parcial con relación a los productos o servicios señalados. La falta de mantenimiento de apoderado por el titular domiciliado en el extranjero y en la hipótesis de cesión parcial de marca igual o similar, relativa a producto o servicio idéntico, similar o afín también podrá llevar a la pérdida o extinción de registros.